Montar la Cubierta

 

 

Antes de empezar a montar la cubierta es importante mirar las flechas direccionales impresas en las paredes laterales de de la cubierta, las cuales indican el sentido de giro de la rueda. No todos los neumáticos tienen una única orientación de dirección.

 

Es aconsejable también colocar la marca de la cubierta donde esté el orificio de la válvula, para facilitar la búsqueda del pinchazo en ocasiones futuras. Si no tiene ninguna marca, utiliza la información de presión de inflado o rotación.

 

Meter un lado de la cubierta en la sección de la llanta.

Insertar la válvula en el orificio de la llanta e ir metiendo toda la cámara de aire entre la cubierta y la llanta. Es aconsejable inflar ligeramente la cámara de aire para que coja su forma y nos facilite su instalación.

Colocando la rueda frente a nosotros, se empieza a cerrar la cubierta por la zona de la válvula.

 

NOTA: Un truco importante para no pellizcar la cámara en la zona de la válvula (problema habitual) , es empujar a la válvula hacia arriba a la hora de empezar a cerrar la cubierta.

Seguiremos cerrando la cubierta, simultáneamente por los dos lados. Siempre con las manos, no con los desmontables.

 

Es aconsejable terminar de cerrar la cubierta con las manos, sin utilizar los desmontables.

NOTA: Para realizar este último paso es aconsejable deshinchar la cámara de aire para facilitar el cierre de la cubierta.

 

Si la cubierta es dura, es posible que cerrar la parte final de la cubierta con las manos sea difícil. Pero realizando ese movimiento de cierre por ambos lados, desde la zona de la válvula hacia el extremo que nos falta por cerra, hará que poco a poco nos sea más facil cerrar del todo la cubierta.