Válvula Ancha

Para saber la presión de inflado a la que tenemos que inflar nuestra cubierta, podemos mirar en un lado de la cubierta, donde normalmente viene indicado la presión máxima a la que podemos inflar nuestra rueda.

Quitar el tapón de la válvula desenroscándola.

Si llevamos mucho tiempo sin hinchar la rueda, es conveniente apretar la punta situada en el interior de la vávula utilizando cualquier objeto punzante que tengamos a mano. De esta manera se abre el conducto de aire y ahora si que podremos hinchar la rueda.

Insertar la boquilla del inflador en la válvula utilizando el orificio adecuada para cada válvula y tirar de la leva hacia arriba.

Inflar la rueda hasta llegar hasta la presión deseada ayudándonos del manómetro del inflador.

Bajar la leva de la boquilla y sacar la boquilla de la válvula.

Por último volvemos a poner el tapón.